¿Cómo afecta el frío al dolor en articulaciones? ¿y el calor?

masaje terapéutico espalda

Seguramente en más de una ocasión con la llegada del frío has notado que muchas mañanas te levantas con dolores musculares y articulares. ¿Sabes cómo afecta el frío a tu cuerpo? ¿y el calor?

Si te interesa saber las razones, te invitamos a que sigas leyendo porque a continuación te vamos a explicar todo lo que necesitas saber para entender por qué duelen las articulaciones en invierno, cómo cuidar de ellas y qué puede ayudarnos a prevenir este problema.

Dolor de articulaciones en invierno

Cada vez hay más evidencias científicas de que el frío y la humedad, así como los cambios drásticos de temperatura tienen una gran incidencia en nuestros músculos, huesos y articulaciones.

Incluso pueden empeorar los síntomas de la artrosis o la artritis reumatoide o “recordarnos” alguna antigua fractura. ¿Pero a qué se debe este fenómeno?

Bajas temperaturas

Las bajas temperaturas aumentan la viscosidad en el líquido sinovial (líquido viscoso que se encuentra en las articulaciones), provocando mayor rigidez en la articulación. Algo que se nota teniendo menor amplitud de movimiento y mayor dolor en la zona.

Nuestro cuerpo; un previsor

En más de una ocasión habrás escuchado que antes de una tormenta o un anticiclón hay personas que comienzan con dolor articular y muscular. Y es que, se está comprobando cada vez más que nuestro cuerpo porta receptores de presión en las zonas articulares.

Las mismas serían capaces de activarse ante una borrasca o anticiclón y repercutir en los receptores de dolor. Por esa razón, una persona con dolor articular o de huesos percibe molestias antes de una tormenta.

El frío aumenta la percepción del dolor

El frío aumenta la percepción del dolor, sobre todo en personas que sufren enfermedades reumáticas o inflamatorias, lo que se suma a la rigidez que hemos comentado anteriormente.

Aunque algunos expertos revelan que el clima no influye en la prevalencia ni en las causas que desencadenan las enfermedades reumáticas, sí es cierto que el frío incide en la percepción o en la sensación de dolor sobre quienes padecen algún problema articular.

¿Cómo podemos cuidar de nuestras articulaciones ante esta situación?

Por lo tanto, aunque durante un clima de bajas temperaturas se produzca la sensación de dolor, no hay porqué alarmarse. A continuación, vamos a proporcionar algunos remedios para los dolores de articulaciones.

  • Si tenemos prescrito por un médico un tratamiento para alguna enfermedad reumática, debemos seguir con él.
  • Abrigarse bien.
  • Evitar los cambios de temperatura.
  • Si es necesario o posible, debemos adaptar nuestro hogar y convertirlo en un lugar más cálido.
  • Aplicar calor local en la zona afectada para contrarrestar molestias articulares, en caso de que el dolor sea diario y constante.
  • Mantenerse activo haciendo ejercicio es una de las mejores maneras de prevenir o ralentizar los síntomas de enfermedades reumáticas o dolores articulares.
  • Antes de la llegada del cambio, si sabemos que nos va a doler más la articulación dañada, tomar analgésicos o antiinflamatorios siempre bajo supervisión médica.
  • Realizar estiramientos que irrigan de sangre la zona.
  • Acudir al fisioterapeuta. Te ayudará a prevenir los dolores, y si ya los tienes, a sobrellevarlos. Además, te ayudará a rehabilitar la zona afectada con ejercicios que fortalecerán tus músculos y articulaciones.

¿Cómo afecta el calor al dolor articular?

chica corriendo

El calor puede afectar al dolor articular y muscular, ya que produce cansancio y apatía, aspectos que pueden afectar a la condición muscular y a las articulaciones.

Además, en los momentos de mayor calor se pueden producir episodios de deshidratación y los músculos lo acusan. El calor siempre produce alteraciones del sueño, y no se descansa bien.

Por ello, es importante que en las zonas donde más calor hace, las personas con dolor crónico deben hidratarse más de lo normal e intentar descansar lo máximo posible.

Para combatir los dolores es recomendable hacer lo siguiente:

  • Practicar ejercicio regularmente, aunque haga calor.
  • Cuidar las posturas.
  • Descansar.
  • Hidratarse.
  • Huir de las temperaturas extremas.
  • Utilizar ropa transpirable y ligera.

Nadie puede dar un consejo sobre qué clima les viene mejor a los pacientes, pero según estudios, quizá sea más perjudicial el calor que el frío en el dolor musculoesquelético.

En Máyla pharma somos conscientes de la importancia de cuidar adecuadamente nuestras articulaciones y músculos y, para ello, confiamos en CANNABIBEN® Gel con Cannabidiol (CBD). Un gel de efecto calor con efecto descongestivo y calmante idóneo para aliviar las molestias causadas por lesiones, dolores de espalda frecuentes e, incluso, dolores más crónicos como la fibromialgia.

Revisado por: Ana Mª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

  

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar