Cuidado de la piel: 6 consejos para una piel sana

consejos sobre cómo cuidar la piel

La piel es uno de los órganos más importante de nuestro cuerpo, por eso, es esencial llevar un cuidado de la piel durante todo el año. Actúa como barrera protectora que aísla nuestro organismo del medio que le rodea. Además, contiene terminaciones nerviosas que actúan como receptores de tacto, presión, dolor y temperatura.

Es el reflejo físico de nuestro estado mental y emocional, y muchas veces también de nuestra salud. Por eso, cuando nuestra piel deja de lucir bonita y sana es por que arrastra algún problema que desconocemos o que no somos conscientes de que lo sufrimos.

Como ya hemos mencionado, es fundamental mantener un cuidado de la piel durante todo el año. Pero, es cierto que debemos hacer mayor hincapié en cuidar de nuestra piel en verano e invierno, ya que necesita un extra de hidratación y protección.

Para ayudarte en este aspecto, en este post vamos a desvelar algunos consejos para que puedas cuidar de tu piel durante todo el año sin que te cueste mucho esfuerzo.

Consejos para cuidar la piel

Existen una serie de factoreprotege tu piel con crema solars externos como la radiación solar o la contaminación e internos como las hormonas o la genética, que influyen en el envejecimiento de la piel. Contribuyendo a la pérdida de elasticidad y favoreciendo la aparición de arrugas.

Sin embargo, es posible mantener una piel sana durante todo el año, incorporando dentro de nuestra rutina diaria los siguientes consejos para una piel radiante y saludable. Te lo contamos, a continuación.

1.   Limpia e hidrata tu piel

Este punto es muy importante si quieres lucir una piel bonita. La exfoliación es imprescindible para conseguir una piel suave e impecable. Introduce en tus duchas, productos exfoliantes e hidratantes para eliminar impurezas y células muertas.

Por las mañanas una buena ducha cuando nos despertamos, es muy recomendable para afrontar el día con más energía y para limpiar nuestra piel de una posible sudoración de la noche.

Hidrata tu piel bebiendo mínimo 2,5 litros de agua al día y aplícate una crema hidratante después de cada ducha y antes de acostarte. No te olvides de las zonas más secas como los codos, las rodillas y los talones. Es fundamental mantener la piel hidratada durante todo el año.

2.   Protege tu piel con crema solar

Independientemente de que tomes el sol o no, el uso de los filtros solares es fundamental para el cuidado de la piel. De esa manera protegerás tu piel de posibles quemaduras que, a largo plazo, pueden ocasionar melanomas.

Durante todo el año es importante que, cada vez que salgas a la calle, te protejas la piel con crema solar. Parece que el sol si no es verano no sea dañino, pero no es cierto.

Las manchas siguen saliendo, y probablemente si tienes una piel muy sensible puedes quemarte con más facilidad.

3.   Alimentación

alimentación saludable para una piel sana

Quizá no le des mucha importancia a este punto, pero la alimentación puede afectar mucho a nuestra piel. Llevar una alimentación saludable hace que nuestra piel luzca más sana y brillante.

Si comes de forma regular alimentos saludables como, por ejemplo, verduras y/o fruta fresca, favorecerás la hidratación de tu organismo y, por tanto, también de la piel.

4.    Evita el uso y consumo de alcohol

Cuando nos ponemos perfumes y aguas de colonia, inconscientemente estamos perjudicando nuestra piel, ya que este tipo de productos pueden causar diferentes manchas en la misma.

Por eso, es importante sustituirlos durante el día por aguas de ducha con olor, pero sin alcohol y dejar los perfumes para la noche y los acontecimientos especiales.

El consumo, tanto de tabaco como de alcohol, también debe evitarse si se quiere lucir un piel sana y bonita. El alcohol acelera la degradación natural del colágeno de la dermis, por lo que conviene no abusar de él en exceso.

5.   Dormir bien

Descansar es fundamental para el cuidado de nuestra piel. Llevar un descanso correcto, y dormir entre 7 y 9 horas es lo más recomendado. Cuando no descansamos comienzan a aparecer ojeras, arrugas, y tez pálida.

Todos estos factores pueden provocar un envejecimiento prematuro en nuestra piel, pero no sólo eso, sino que el no dormir bien puede desestabilizar nuestro día a día en cuestión de tiempo.

6.   Manejar el estrés

Debemos intentar evitar los momentos de estrés, ya que provoca trastornos cutáneos como acné, dermatitis seborreica, eccemas, psoriasis y favorece a la aparición de arrugas y líneas de expresión.

La piel pierde brillo y luminosidad, se deshidrata y pierde firmeza lo que acelera el envejecimiento prematuro.

Además de seguir estos consejos, un extra para mantener un cuidado de la piel perfecto es tomar nuestras cápsulas de Omega-7 Espino Amarillo. Contribuyen a mejorar la salud de la piel gracias a su fuente rica en ácidos grasos monoinsaturados y vitamina C. Protege tu piel frente a los radicales libres y evita su envejecimiento prematuro. ¡Te encantarán!

Revisado por: Ana M.ª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

  

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar