¿Cómo subir las defensas en niños?

como aumentar las defensas en niños

Las defensas son muy importantes en nuestro organismo, de ellos depende si enfermamos o no. Sobre todo, es fundamental que las defensas de los niños estén en los valores indicados para evitar esos constipados tan engorrosos.

Normalmente a estas alturas deberíamos de estar hartos de mocos, toses, bronquitis, etc. Sin embargo, este año debido al uso obligatorio de la mascarilla por la Covid-19, las gripes y enfermedades respiratorias han disminuido favorablemente.

No obstante, debemos seguir cuidando el sistema inmunitario de nuestros más pequeños, ya que gran parte de los potenciales problemas de salud que sufren los niños pueden prevenirse si aumentamos sus defensas. Por eso, en este post os vamos a explicar cómo subir las defensas en niños.

¿Qué son las defensas?

Antes de explicarte cómo cuidar las defensas del cuerpo, vamos a explicarte un poco qué son las defensas y el sistema inmune.

El sistema inmunológico es el proceso de defensa del cuerpo ante organismos infecciosos y otros invasores. Este sistema se compone de órganos, tejidos, proteínas y células especiales. Todos ellos trabajan conjuntamente para proteger el cuerpo a diario de gérmenes y microorganismos.

Nuestros hijos están todo el día expuestos a estos virus, bacterias, hongos… Por eso, debemos cuidar que las defensas sean altas mediante una buena alimentación. La alimentación contribuye a tener un sistema inmunológico fuerte, puesto que cuanto mejor sea la nutrición, menos infecciones tendrá el niño.

Algunos niños debido a circunstancias particulares en su salud tienen las defensas bajas. Son muchos los factores que pueden afectar al sistema inmune, como, por ejemplo, la genética, el uso de antibióticos, el estilo de vida, la alimentación (aumento de consumo de grasas saturadas, azúcares, procesados y disminución de legumbres), la malnutrición, y la obesidad.

Todo ello repercute en el sistema inmunológico de nuestros hijos. Por eso, aprovechamos para explicarte qué tipo de alimentos necesitan para mejorar sus defensas.

Alimentos para subir las defensas en niños

 

alimentos para subir las defensas

  1. Frutas y verduras ricas en vitamina C

Es muy importante que los niños coman mucha fruta y verdura. Frutas como el kiwi, los cítricos (limón, naranja, pomelo, mandarina…), los caquis. Y verduras como la coliflor, el brócoli, acelgas, espinacas, pimiento rojo. Todos ellos tienen un gran aporte de vitamina C, un micronutriente caracterizado por potenciar nuestro sistema inmune, evitar resfriados y contribuir al alivio de sus síntomas.

  1. Alimentos con hierro

El hierro es otro alimento para subir las defensas. Es fundamental incluir este mineral en la dieta de los niños, eso sí, en las cantidades recomendadas, a través de alimentos como el pescado y marisco, vegetales de hoja verde, carne, lácteos y frutos secos.

¿Por qué es tan importante el hierro? El déficit de hierro afecta a la correcta función del sistema inmune, y se relaciona con una mayor incidencia de enfermedades gastrointestinales y respiratorias, según expertos.

  1. Alimentos ricos en minerales

Los minerales, al igual que las vitaminas, juegan un papel importante gracias a su capacidad antioxidante. El zinc es uno de los más importantes y su carencia da lugar a infecciones, enfermedades autoinmunes y baja cicatrización de heridas.

Podrás encontrar este micronutriente en germen de trigo, pipas de girasol, frutas secas, carne de caballo, legumbres, gambas, langostinos, huevos y quesos maduros.

Como ya hemos comentado, el hierro también es fundamental para las defensas bajas, seguido del selenio (marisco, setas, huevos…) el cobre y el magnesio (chocolate sin leche, legumbres, perejil, gambas…). Todos ellos son esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

  1. Yogures naturales y lácteos fermentados

Desde siempre se ha dicho que los lácteos fermentados y los yogures naturales son ideales para incrementar las defensas del cuerpo.

Los lactobacillus que podemos encontrar en estos alimentos nos ayudan a reforzar la flora intestinal y las mucosas digestivas, haciendo que el cuerpo procese perfectamente todos los nutrientes esenciales para reforzar nuestro sistema inmunológico.

También debemos destacar que la leche materna además de un alimento, es un sistema de comunicación entre el sistema inmune de la madre y del bebé.

Se sabe que los bebés alimentados con leche materna tienen las defensas más altas y están más protegidos frente a infecciones agudas y crónicas y enfermedades autoinmunes que los bebés que no lo están.

Por eso, se recomienda amamantar hasta los 6 meses en exclusiva, hasta los dos años como mínimo y seguir siempre que madre e hijo quieran.

¿Qué hacer para mantener las defensas altas en los más pequeños?

Además de la alimentación, podemos aplicar en nuestro día a día unos hábitos saludables como:

  • Evitar cambios bruscos de temperatura.
  • No fumar en presencia de los niños.
  • Esterilizar los alimentos.
  • Cuidar la higiene de las manos y utensilios que se usan en casa.
  • Ventilar en casa a diario.
  • Dormir bien.
  • Realizar ejercicio físico moderado acorde a la edad del niño.
  • Tomar el sol también en invierno para sintetizar la vitamina D.

Pero, si además quieres añadir un pequeño refuerzo para aumentar las defensas de los niños, puedes echar mano de VIRUFREN® Inmunomax JUNIOR de Máyla Pharma. Es un compuesto exclusivo formulado en forma de Jarabe con ingredientes específicos y sabor a cereza para fortalecer el sistema inmunitario.

Revisado por: Ana Mª Calero Ubieta, Farmacéutica Col. 21022

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

  

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar